Hawaii, Bombay, me los monto en el piso

Snoop Dog flipa con las sombrillas de este balcón del barrio de la Concepción

Las sombrillas más malotas del barrio… ¡A ver quien se atreve a chistarles!

En España hay mucho arte… y en Madrid no nos quedamos cortos ¿eh?
¿Que no queda otra que pasar el caluroso verano en la ciudad? Pues nada, nos bajamos a bazar chino, compramos tres sombrillas, las plantamos en el balcón y nos imaginamos que estamos tomando un daiquiri en una playa paradisíaca del Caribe. Al principio cuesta un poco… pero si le echas imaginación el barullo del tráfico es como el rumor del viento y las olas que azota los cocoteros. Claro que en las playas del Caribe no pasa el camión de los cristales, ni el afilador tocando la flauta. Ni se oye al taxista protestar porque el camion de reparto de la cerveza ha aparcado en doble fila e impide el paso.

Combatiendo el calor

Vale, vale, que ya sé que no cuela… Me habeis pillado. En verano lo que quiere todo el mundo es salir por patas y los que nos quedamos nos tenemos que conformar con soluciones más o menos efectivas para aguantar el calor. Desde las más elementales que nos dicta el sentido común a las más ‘bizarras’. Y es que si el calor llega a ser insoportable algo habrá que hacer…

Sin aire acondicionado

Muchas casas son como microondas por la noche… se recalientan por el día y sus paredes irradian calor por la noche. Se me ocurre que a lo mejor las camas deberían ser giratorias, como los platos de los microondas, para repartir el calor… ¿Tiene sentido lo que digo o es que ya se me está fundiendo el cerebro?
Mira, mejor hago lo que se ha hecho siempre que no podías permitirte tener aire aconcicionado en casa… ¡irme al Corte Inglés! Bueno, ya no hay que hacer eso… cualquier comercio, medio de transporte o bar está climatizado… ahora el peligro está en resfriarte con tanto cambio de temperatura. Pero que te voy a contar que no sepas…

Ay los calores de Madrid… Si ya lo cantaban The Refrescos, “¡Aquí no hay playa!”.

Ana Torroja que diga lo que quiera pero eso de montarte el paraíso en el piso no funciona. Qué es eso de hacerse unos largos nadando en la bañera, Ana torroja. ¿Me quieres explicar cómo me hago unos largos en el plato de la ducha? Que tambien te digo, esto es muy de la gente que niega la realidad… como los que tratan de convencernos de que en Madrid en agosto se está fenomenal porque no hay un alma. A ver… ni un alma hay en la escena de la película de Amenabar “Abre los ojos” cuando Eduardo Noriega camina por una Gran Vía desierta (¡impresionante escena!).

¡Por cierto! ¡¡¡Que en esa escena se ve claramente como la gran Via estaba llena de arboles!!! Alcáldes de Madrid, ¿Qué habeis hecho con nuestros árboles? Carmena, menos ensanchar aceras y más reforestar la ciudad, que entre todos la habéis pelado.

Ay… si yo me pusiera a escribir de los alcaldes de Madrid… pero no, no lo haré… Mejor me tomo un relaxing cup of café con leche (¡¡con hielo!!) en mi Madrid molón.

Nuestra ex-alcaldesa Ana botella, diciendo cosas

“THERE IS NOTHING QUITE LIKE A RELAXING CUP OF ‘CAFÉ CON LECHE’ IN PLAZA MAYOR” Ana Botella, ex-alcaldesa de Madrid.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *